La Universitat de la Vida.

On més i millor he après sempre, ha estat a la “Universitat de la Vida”. Aquesta amb les seves virtuts, amb els meus errors, amb els meus èxits, amb els meus mitjans i la seva diversitat, m’han aportat saviesa, paciència, sensibilitat, desitjos d’ajudar amb fets, patiment, moments feliços, situacions de ràbia i impotència, així com moments de enveja sana cap a altres persones pels seus coneixements i actes positius. Tot això, ha creat al meu cap, les condicions idònies suficients per intentar en cada moment de la meva vida; “Subsistir aprenent i ajudant a la Gent”.

Autor: Elias Robles (professor Saile Selbor), Elhiot Roures.

La Universidad de la Vida.

Donde más y mejor he aprendido siempre, ha si do en la “Universidad de la Vida”.  Esta con sus virtudes, con mis errores, con mis logros, con mis medios y su diversidad, me han aportado sabiduría, paciencia, sensibilidad, deseos de ayudar con hechos, sufrimiento, momentos felices, situaciones de rabia e impotencia, así como momentos de envidia sana hacia otras personas por sus conocimientos y actos positivos. Todo lo cual,  ha creado en mi las condiciones idóneas suficientes para intentar en cada momento de mi vida; “subsistir aprendiendo y ayudando a la Gente”.

Autor: Elias Robles (profesor Saile Selbor).

La Información Genética.

Voy a intentar demostrarte que los recursos mentales pueden ser inmensos, si éste los sabe utilizar correctamente,  he de decirte que conseguirlo no es nada fácil, pues aun dominando diferentes técnicas, su realización puede resultar extremadamente peligrosa.

Si una persona decidiese realizar una experiencia parecida a las que yo he tenido en mis estudios mentales,   yo utilice para ellas  mi información genética cerebral.

Imagínate si alguien no preparado lo hiciese, como podría ser tu caso,  podría suceder  que tu mentalmente fueses a parar  a un recóndito lugar del cerebro  de algun antepasado tuyo y como yo bien se,  imagínate si en esos precisos instantes del espacio-tiempo , este antepasado tuyo es cadáver. Puedes estar seguro que te seria extremadamente imposible retornar a tu vida física actual   y ten por seguro, que el siguiente entierro seria el tuyo.

Hay otros caminos menos peligrosos para disfrutar  realizando experiencias de este tipo y desde mi punto de vista, el mas importante, después del  mal definido ¨viaje Astral¨, es la hipnosis y he de decirte  que entre uno y otra , existe una gran diferencia: mientras que en la primera , el individuo es consciente  en cada momento de todos sus actos, en la hipnosis o regresión hipnótica, en muy pocos casos el individuo es consciente de la información  genética que esta transmitiendo  al manipulador o hipnotizador.

continuare………..

Autor: Elias Robles Ferrero, profesor Saile Selbor.

 

Tengo yo, siete cabras ®.

Soy pastor de siete cabras y de veinte ovejas más,

solo vivo en la montaña inmerso en mi soledad,

de día con mi rebaño yo camino y ellas pastan,

las horas se van pasando hasta a la noche llegar,

entonces de una en una las intento de ordeñar.

Veinte litros he sacado y mis manos no pueden más,

mis pies están muy cansados, mi espalda esta quebrá.

Antes de ser yo cabrero, vivía en mi ciudad,

tenía una hermosa tienda con hierbas y alimentos,

que cultivaba en mi huerto y vendía y en libertad.

Como era de esperar, llego la crisis a espuertas y yo tuve que cerrar,

el piso me lo quitaron pues no lo pude pagar,

mi mujer y mis tres hijos, con mis suegros están,

Yo gano ochocientos euros, los que a mi mujer van,

para que tranquilos vivan en su selva, la ciudad.

Hay días que yo paso hambre, pues la leche me hace mal,

por ser yo no soy feliz, pues no dejo de pensar:

¿qué harán ahora los míos?, ¿cuánto tendrán que aguantar?,

para que acabe esa crisis que no se hacia dónde va,

pues dos años han pasado y esto no acaba ya.

Tontos son los que la crearon, pues a otros bien les va,

especulando avaricia, sin pensar en los demás,

por eso yo soy pastor y aquí tengo que aguantar,

con mis miserias, con mis dolores de pies y cuatro o cientos de cosas más.

Mi comentario: Como esta persona, en Barcelona, Catalunya, España y ¿por qué no?, en la Unión Europea, hay más personas con problemas económicos, que habitantes tiene España.

Desde mi punto de vista la crisis es un invento práctico y necesario para determinados colectivos impotentes e inoperantes, pero que siempre acaban pagando sus consecuencias, las personas con menos recursos y posibilidades económicas, que ¿intuyo?, que como anteriormente decía me he quedado corto: en nuestra prepotente Unión Europea, rondan los sesenta millones. ¿Si alguien piensa lo contrario y, ¿ puede?, le invito a hacer una tutoría de cada país de la UE. Si lo hace puede que se sorprenda al observar que la cifra que comento supera con creces esa cantidad de personas en apuros, eso si, ante la pasividad e  inoperancia y falta de ideas, del conjunto de nuestros dirigentes Europeos.

Autor: Eliot Roures, Elias Robles Ferrero, Anciano sabio, librepensador agnóstico y activista solidario de 1962 al 2019. Tengo 72 años y 10 meses.

 

Yo llegué en una Patera ®.

Fue una hermosa mañana que yo estaba junto al mar,

al lado había una patera y treinta personas más,

con mil sueños en mi mente y con ganas de embarcar,

mirando en la inmensidad con ideas de encontrar,

la ruta que a mi me lleve a lograr mi libertad.

Atrás dejo a mi familia, a mi aldea y a los demás,

todos ellos de mi esperan que yo les pueda ayudar,

cuando salvando peligros yo llegue a otras costas del mar,

buscando en ellas cobijo, trabajo y libertad.

Tres veces ya lo he intentado y me he logrado salvar,

¿que pasara esta vez si yo no logro llegar?,

¿qué va a ser de los míos si yo no les llevo pan?

¿Cuántas cosas de mi vida van a morir, si yo no logro llegar?,

por eso, yo estoy seguro que esta vez sí que lo voy a lograr,

pues mi familia me piden comida para aguantar,

las miserias que ellos viven, en mi tierra y mi lugar,

por eso dejo mi tierra y busco mi libertad.

Sea mi apoyo moral, mi admiración y mi profundo respeto, para esos cientos de miles de millones de seres humanos, que por sus ideas o sus necesidades económicas, se ven obligados a desplazarse arriesgando su vida, a otros lugares del planeta en condiciones, la mayoría de veces infrahumanas.

Autor: Elhiot Roures, Elias Robles Ferrero, Anciano sabio, librepensador agnóstico y activista solidario de 1962 al 2019. Tengo 72 años y 10 meses.

 

Ser madre es muy hermoso ®.

Hay un placer en la vida que ennoblece a una mujer,
aunque conseguirlo a veces, le haga padecer,
es traer un ser al mundo, nutrirlo y verlo crecer.

Cuando Dios creó el mundo se acordó de la mujer,
y le dio el privilegio de hacerla cómplice de Él:

A tí mujer yo te doy la facultad y el poder
de crear en tus entrañas el deseo de nacer,

la sensación de vivir, y hasta ese noble envejecer,
de ese ser que en tus entrañas está intentando nacer

Ser madre es lo más hermoso que desea una mujer,
qué ternura se ve en ambos y que gratificante es
cuando éste la sonríe y ella lo ve.

Tener hijos y entenderlos no todas lo saben hacer,
aunque para quererlos y amarlos sólo madre tú has de ser,
la madre siempre recuerda y vive pendiente de él,
a veces por su cariño no lo dejaría crecer,
para tenerlo en sus brazos y disfrutar junto a él
de esa hermosa inocencia que se pierde al crecer.

Dedico estas sensaciones mías, a todas las Madres del Mundo y al resto de Mujeres, aunque aún no lo sean. Pienso que ser madre es un hermoso Don que la Naturaleza les ha dado a las mujeres.

Sean para todas ellas, las que lo son, las que aun no lo han sido y para las que no pueden serlo, mi cariño, mi admiración y mi respeto.

Autor: Eliot Roures, Elias Robles Ferrero, Anciano sabio, librepensador agnóstico y activista solidario de 1962 al 2019. Tengo 72 años y 10 meses.

 

 Odio, rabia y ceguera.

Odio, rabia y ceguera de los que pueblan la Tierra.

Odio, porque todos buscan seguridad con  fronteras.

! Tierra maldita, que llevas, tu odio como bandera!

Diles a tus Dirigentes, que se dejen de quimeras,

que se estrujen el cerebro y que luchen sin ceguera,

que en la Tierra aún hay hambre, injusticias y miserias.

Si yo fuese un gran  Mago, haría mil cosas para darles la vuelta,

daría riqueza a los pobres,  y a los ricos las  miserias,

de esta Sociedad hipócrita, que convive aquí en la Tierra.

 

Hoy me he encontrado a una persona de otro lugar del Planeta.  No tenía trabajo, tenía hambre, solo me pidió un  euro, yo le di más. El me contó un montón de cosas sobre sus miserias aquí y antes en su País de origen.

Recuerdo que  en uno de esos momentos le dije que yo era un  humilde poeta, que escribiría algo sobre las conclusiones de nuestra conversación y que con mis medios y mis recursos lo pondría en mi microscópica ventana al Mundo (este libro).

También yo le dije que cada uno es de donde esta, al margen de donde haya nacido.

Recuerdo que comentamos sobre las tres miserias más importantes que no debería padecer un ser humano: La soledad, el abandono, y la pobreza extrema tanto mental como física.

Soledad: Una persona en determinadas fases y  a veces a todo lo largo de su vida, posiblemente, este rodeado de varias o de multitud de personas y  ser totalmente invisible para ellas.

Abandono: A veces los seres humanos somos tan territoriales, tan indiferentes y tan egoístas, que mientras en casa no falte lo necesario, ¿qué más da si el vecino no tiene ese privilegio?

Pobreza mental y física extremas:

Mental: Porque esta situación genera a quien la padece terribles sensaciones de impotencia ante la pasividad ajena, tanto de proximidad, como social.

Física: Porque con los recursos disponibles, en cada instante, esta persona se ve incapaz de afrontar esos problemas que cada día, desde que el Sol surge en el horizonte, hasta que desaparece al anochecer, le van surgiendo.

El titubeo y  me soltó una sonrisa cariñosa, pero bastante irónica  y  me dijo: ¿Qué pena que en  este País  seáis tan pocos los que así pensáis?, yo le respondí,…  que yo también en su momento fui emigrante,… el solo me dijo: ahora te entiendo amigo y se fue.

Unos días después, charlando con una Asistenta Social, esta me comentaba, que en España, sin ir más lejos, el cincuenta y cinco por ciento de sus habitantes,  padecen todas o algunas de estas tres miserias humanas.

Autor: Elhiot Roures, texto extraído de mi libro registrado  en el Registro de la Propiedad Intelectual a nivel universal. titulado: “Buscando en mi Inmensidad”.