Reflexiona y Actúa

Reflexiona y Actúa

Estic creant al Barcelonès un projecte solidari literari altruista important. Ofereixo els meus llibres literaris ja registrats, per recaptar efectius per a diverses activitats solidàries que decidim; progres.i.natura@gmail.com Equip: Majors d’edat de 50 a 90 anys. Elhiot Roures.

Per a això, si aconseguim posar en mercha dit projecte, amb les persones interessades, crearem una Fundació, a través de la qual els beneficis nets serán destinats a ajudes solidàries:
– A Hospitals diversos per a investigació.
– Ajuts a estudiants Universitaris per investigació científica dins el camp mèdic a nivell de malalties i tractaments medicamentosos eficients per a malalties de fificil etiologia mèdica.
– Ajuts a persones sense recursos a través de  ONGs.
– Ajuts a projectes rurals en petites pobleciones de baix nivell d’habitants, etc., etc.

Necessitats prioritàries entre els Voluntaris:

  • Persona jubilada experta en el tema d’edicions literàries. – Alguns A administratius jubilats.
  • Persones amb temps lliure per promocionar aquests llibres en Hospitals, Centres Culturals, Associacions diverses, etc.

Jo crec que perquè aquestes activitats, els jubilats amb ganes solidàries i temps lliure, podem a ajudar molta gent.

Espero que aquest projecte, com molts altres, no caigui en sac foradat, sense poder demostrar que els jubilats podem ser útils en tot l’anteriorment exposat i si ens coordinem bé i li hachemos un parell d’ous, podem aconseguir que els que ens precedeixen es sentin orgullosos de la nostra tasca solidària.

Quan siguem mitja dotzena, ens reunirem en algun Centre o Associació de ¿Badalona? i discutirem el projecte i les seves possibilitats.

Contacte: Elias Robles progres.i.natura@gmail.com

_________ o_________

Reflexiona y Actúa

Estoy creando en el Barcelones un proyecto solidario literario altruista importante. Ofrezco mis libros literarios ya registrados , para recaudar efectivos para diversas actividades solidarias que decidamos; progres.i.natura@gmail.com Equipo: Mayores de edad de 50 a 90 años. Elhiot Roures.

Para ello, si logramos poner en marcha dicho proyecto, con las personas interesadas, crearemos una Fundación, a través de la cual los beneficios netos serán destinados a ayudas solidarias:
– A Hospitales diversos para investigación.
– Ayudas a estudiantes Universitarios para investigación científica dentro del campo medico a nivel de enfermedades y tratamientos medicamentosos eficientes para enfermedades de difícil etimologiza medica.
– Ayudas a personas sin recursos a través de ONGs.
– Ayudas a proyectos rurales en pequeñas poblaciones de bajo nivel de habitantes, etc, etc.

Necesidades prioritarias entre los Voluntarios:

–  Persona(s) jubilada(s) experta en el tema de ediciones literarias.                                           – Algunos Administrativos jubilados.
–  Personas con tiempo libre para promocionar dichos libros en Hospitales, Centros Culturales, Asociaciones diversas, etc.

Yo creo que para que estas actividades, los jubilados con ganas solidarias y tiempo libre, podemos ayudar un montón.

Espero que este proyecto, como otros muchos, no caiga en saco roto, sin poder demostrar que los jubilados podemos ser útiles  en todo lo anteriormente expuesto y si nos coordinamos bien y le hachemos un par de huevos, podemos lograr que los que nos anteceden se sientan orgullosos de nuestra labor solidaria.

Cuando seamos media docena, nos reuniremos en algún Centro o Asociación de ¿Badalona? y discutiremos el proyecto y sus posibilidades.

Contacto: Elias Robles , progres.i.natura@gmail.com  Poroyecto: Actividades solidarias

Anuncios

Las dioxinas y sus efectos en la salud humana

 

4 de octubre de 2016

Datos y cifras

  • Las dioxinas constituyen un grupo de compuestos químicos que son contaminantes ambientales persistentes (COP).
  • Las dioxinas se encuentran en el medio ambiente de todo el mundo y se acumulan en la cadena alimentaria, principalmente en el tejido adiposo de los animales.
  • Más del 90% de la exposición humana se produce por medio de los alimentos, en particular los productos cárnicos y lácteos, pescados y mariscos. Numerosas autoridades nacionales ejecutan programas de seguimiento de los artículos alimentarios.
  • Las dioxinas tienen elevada toxicidad y pueden provocar problemas de reproducción y desarrollo, afectar el sistema inmunitario, interferir con hormonas y, de ese modo, causar cáncer.
  • Debido a la presencia generalizada de dioxinas, todas las personas tienen antecedentes de exposición, que se espera no afecten a la salud humana. No obstante, en vista del alto potencial de toxicidad de este tipo de compuestos, es preciso realizar esfuerzos por reducir los actuales niveles de exposición.
  • Las medidas más eficaces para evitar o reducir la exposición humana son las adoptadas en el origen, o sea, la instauración de controles rigurosos de los procesos industriales con miras a minimizar la formación de dioxinas.

Generalidades

Las dioxinas son contaminantes ambientales que pertenecen a la llamada «docena sucia»: un grupo de productos químicos peligrosos que forman parte de los llamados contaminantes orgánicos persistentes (COP). Las dioxinas son preocupantes por su elevado potencial tóxico. La experimentación ha demostrado que afectan a varios órganos y sistemas.

Una vez que penetran en el organismo, persisten en él durante mucho tiempo gracias a su estabilidad química y a su fijación al tejido graso, donde quedan almacenadas. Se calcula que su semivida en el organismo oscila entre 7 y 11 años. En el medio ambiente, tienden a acumularse en la cadena alimentaria. Cuanto más arriba se encuentre un animal en dicha cadena, mayor será su concentración de dioxinas.

El nombre químico de la dioxina es 2,3,7,8-tetraclorodibenzo-para-dioxina (TCDD). El término «dioxinas» se utiliza a menudo para referirse a una familia de compuestos relacionados entre sí desde el punto de vista estructural y químico, constituida por las dibenzo-para-dioxinas policloradas (PCDD) y los dibenzofuranos policlorados (PCDF). Bajo esa designación también se incluyen algunos bifenilos policlorados (PCB) análogos a la dioxina que poseen propiedades tóxicas similares. Se han identificado unos 419 tipos de compuestos relacionados con la dioxina, pero se considera que sólo aproximadamente 30 de ellos poseen una toxicidad importante, siendo la TCDD la más tóxica.

Fuentes de contaminación por dioxinas

Las dioxinas son fundamentalmente subproductos de procesos industriales, pero también pueden producirse en procesos naturales como las erupciones volcánicas y los incendios forestales. Las dioxinas son subproductos no deseados de numerosos procesos de fabricación tales como la fundición, el blanqueo de la pasta de papel con cloro o la fabricación de algunos herbicidas y plaguicidas. En cuanto a la liberación de dioxinas al medio ambiente, la incineración descontrolada de desechos (sólidos y hospitalarios) suele ser la causa más grave, dado que la combustión es incompleta. Existe tecnología que permite la incineración controlada de desechos con bajas emisiones.

Aunque la formación de dioxinas es local, su distribución ambiental es mundial. Las dioxinas se encuentran en todo el mundo en prácticamente todos los medios. Las mayores concentraciones se registran en algunos suelos, sedimentos y alimentos, especialmente los productos lácteos, carnes, pescados y mariscos. Sus concentraciones son muy bajas en las plantas, el agua y el aire.

Existen en todo el mundo grandes depósitos de aceites industriales de desecho con PCB, muchos con grandes concentraciones de PCDF. El almacenamiento prolongado y la eliminación inadecuada de este material puede liberar dioxinas hacia el medio ambiente y contaminar los alimentos humanos y animales. Los residuos con PCB no se pueden eliminar fácilmente sin que contaminen el medio ambiente y la población humana. Esos materiales tienen que ser tratados como residuos peligrosos, y lo mejor es destruirlos mediante incineración a altas temperaturas en instalaciones especializadas.

Incidentes de contaminación con dioxinas

En muchos países se analiza el contenido de dioxinas en los alimentos. Esto ha permitido una detección rápida de la contaminación y a menudo ha reducido su impacto.

En muchos casos la contaminación con dioxinas se introduce a través de piensos contaminados, por ejemplo se determinó que algunos casos de niveles elevados de dioxinas en la leche o los piensos se debían a la arcilla, grasa o gránulos de pulpa de cítricos utilizados en la producción del pienso.

Algunos incidentes de contaminación por dioxinas han sido más importantes y han tenido consecuencias más amplias en muchos países.

A fines de 2008 Irlanda retiró del mercado muchas toneladas de carne de cerdo y productos porcinos, porque se detectó que las muestras analizadas contenían hasta 200 veces más dioxinas que el límite de inocuidad prescrito. Esta investigación dio lugar a una de las mayores retiradas del mercado debidas a contaminación química.

La evaluación de riesgos realizada por Irlanda indicó que no existía peligro para la salud pública. El seguimiento determinó que la contaminación se había originado en alimentos contaminados.

En 1999 se detectaron altas concentraciones de dioxinas en aves de corral y huevos procedentes de Bélgica. Posteriormente se detectaron en otros países alimentos de origen animal (aves de corral, huevos, cerdo) contaminados con dioxinas, cuyo origen se encontraba en piensos contaminados por aceite industrial de desecho con PCB que había sido eliminado de forma ilegal.

En un grave accidente registrado en 1976 en una fábrica de productos químicos en Seveso (Italia) se liberaron grandes cantidades de dioxinas. La nube de productos tóxicos, entre los que se encontraba la TCDD, acabó contaminando una zona de 15 km2 con 37 000 habitantes.

Se siguen realizando amplios estudios de la población afectada para determinar los efectos a largo plazo de este incidente en la salud humana.

También se han estudiado ampliamente los efectos sobre la salud de la TCDD presente como contaminante en algunos lotes del llamado agente naranja, un herbicida utilizado como defoliante durante la guerra de Viet Nam. Se sigue investigando su relación con ciertos tipos de cáncer y la diabetes.

Aunque puede verse afectado cualquier país, la mayoría de los casos se han notificado en países industrializados que disponen de medios adecuados de vigilancia de la contaminación alimentaria, donde hay más conciencia del peligro y en los que hay mejores mecanismos de control para detectar problemas relacionados con las dioxinas.

También ha habido casos de intoxicación humana intencionada. El más notable, registrado en 2004, es el del Presidente de Ucrania, Viktor Yushchenko, cuyo rostro ha quedado desfigurado por el acné clórico.

Efectos de las dioxinas en la salud humana

La exposición breve del ser humano a altas concentraciones de dioxinas puede causar lesiones cutáneas, tales como acné clórico y manchas oscuras, así como alteraciones funcionales hepáticas. La exposición prolongada se ha relacionado con alteraciones inmunitarias, del sistema nervioso en desarrollo, del sistema endocrino y de la función reproductora.

La exposición crónica de los animales a las dioxinas ha causado varios tipos de cáncer. El Centro Internacional OMS de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) realizó en 1997 y 2012 evaluaciónes de la TCDD. De acuerdo con los datos de las investigaciones en animales y los datos epidemiológicos humanos, el CIIC ha clasificado la TCDD como «carcinógeno humano». Sin embargo, no afecta al material genético, y hay un nivel de exposición por debajo del cual el riesgo de cáncer podría ser insignificante.

Como las dioxinas están omnipresentes, todos tenemos una exposición de fondo y una cierta concentración de dioxinas en el organismo: la llamada carga corporal. En general, no es de suponer que la exposición de fondo normal actual tenga efectos en la salud humana. No obstante, debido al gran potencial tóxico de esta clase de compuestos, son necesarias medidas para reducir la exposición de fondo actual.

Subgrupos sensibles

El feto es particularmente sensible a la exposición a las dioxinas. El recién nacido, cuyos órganos se encuentran en fase de desarrollo rápido, también puede ser más vulnerable a algunos efectos. Algunos individuos o grupos de individuos pueden estar expuestos a mayores concentraciones de dioxinas debido a sus dietas (por ejemplo, grandes consumidores de pescado en algunas zonas del mundo) o a su trabajo (por ejemplo, trabajadores de la industria del papel y de la pasta de papel, o de plantas de incineración y vertederos de desechos peligrosos).

Prevención y control de la exposición a las dioxinas

La incineración adecuada del material contaminado es mejor método disponible para prevenir y controlar la exposición a las dioxinas. Asimismo, puede destruir los aceites de desecho con PCB. El proceso de incineración requiere temperaturas elevadas, superiores a 850 °C. Para destruir grandes cantidades de material contaminado se necesitan temperaturas aún más elevadas, de 1000 ºC o más.

La prevención o reducción de la exposición humana se hace mejor con medidas dirigidas a las fuentes, es decir, un control estricto de los procesos industriales para reducir al máximo la formación de dioxinas. Esto es responsabilidad de los gobiernos nacionales, la Comisión del Codex Alimentarius adoptó en 2001 un Código de prácticas sobre medidas aplicables en el origen para reducir la contaminación de los alimentos con sustancias químicas (CAC/RCP 49-2001). Más tarde, en 2006, se adoptó un Código de prácticas para la prevención y la reducción de la contaminación de los alimentos y piensos con dioxinas y BPC análogos a las dioxinas(CAC/RCP 62-2006).

Más del 90% de la exposición humana a las dioxinas procede de los alimentos, y fundamentalmente de la carne, los productos lácteos, el pescado y el marisco. Por consiguiente, la protección de los alimentos es crucial. Además de las medidas aplicables en el origen para reducir la emisión de dioxinas, es necesario evitar la contaminación secundaria de los alimentos a lo largo de la cadena alimentaria. Para la producción de alimentos inocuos es esencial que haya buenos controles y prácticas durante la producción primaria, el procesamiento, la distribución y la venta.

Como se indica en los ejemplos citados, el pienso contaminado es a menudo la causa subyacente de la contaminación alimentaria.

Debe haber sistemas de vigilancia de la contaminación de los alimentos o piensos que garanticen que no se superan los niveles tolerados. Los productores de piensos y alimentos son los responsables de garantizar la seguridad de las materias primas y de los procesos de producción, mientras que la vigilancia de la inocuidad de los alimentos y la adopción de medidas de protección de la salud pública es competencia de los gobiernos nacionales. Cuando se sospeche una contaminación, los países deben disponer de planes de contingencia para identificar, detener y eliminar los alimentos y piensos contaminados. Deben examinarse la población afectada (por ejemplo, mediante determinación de los contaminantes en la sangre y la leche humanas) y sus efectos (por ejemplo, la vigilancia clínica para detectar signos de enfermedad).

¿Qué puede hacer el consumidor para reducir el riesgo de exposición?

La eliminación de la grasa de la carne y el consumo de productos lácteos con bajo contenido graso pueden reducir la exposición a las dioxinas. Una dieta equilibrada, con cantidades adecuadas de fruta, verduras y cereales, contribuye a evitar una exposición excesiva a una misma fuente. Esta es una estrategia a largo plazo para reducir la carga corporal, y probablemente sea más importante en las niñas y las mujeres jóvenes, con el fin de proteger la exposición del feto y de los lactantes amamantados. No obstante, las posibilidades de que los consumidores reduzcan su propia exposición es limitada.

¿Qué se necesita para identificar y medir las dioxinas en el medio ambiente y los alimentos?

El análisis químico cuantitativo de las dioxinas requiere métodos sofisticados de los que sólo disponen algunos laboratorios en todo el mundo. El costo de los análisis es muy elevado y depende del tipo de muestra, pero oscila entre US$ 1000 para el análisis de una única muestra biológica y varios miles de US$ para una evaluación exhaustiva de las emisiones de un incinerador de desechos.

Se están desarrollando cada vez más métodos biológicos de cribado, basados en células o anticuerpos, cuya utilización en las muestras de alimentos y piensos se está vez más validando. No obstante, esos métodos de cribado permitirán realizar más análisis con un costo menor. En caso de que una prueba de cribado dé resultados positivos, debe efectuarse una confirmación con análisis químicos más complejos.

Actividades de la OMS relacionadas con las dioxinas

En 2015 la OMS publicó por vez primera estimaciones de la carga mundial de enfermedades transmitidas por los alimentos. En este contexto se examinaron los efectos de las dioxinas en la fecundidad y la función tiroidea, y considerando estos dos criterios de valoración se comprobó que la exposición a las dioxinas puede tener una contribución significativa a la carga de enfermedades de transmisión alimentaria en algunas partes del mundo.

La reducción de la exposición a las dioxinas es un objetivo importante desde el punto de vista tanto de la salud pública, para reducir la carga de morbilidad. Con el fin de proporcionar orientación sobre los niveles de exposición aceptables, la OMS ha celebrado una serie de reuniones de expertos.

En 2001, el Comité Mixto de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios llevó a cabo una evaluación exhaustiva de los riesgos de las PCDD, los PCDF y los PCB análogos a la dioxina. Para evaluar los riesgos que suponen estas sustancias para la salud a corto o a largo plazo se debe determinar la ingesta total o media a lo largo de meses, y la ingesta tolerable debe evaluarse a lo largo de un periodo de al menos un mes.

Los expertos han establecido de forma provisional una ingesta mensual tolerable de 70 pg/kg/mes. Esta es la cantidad de dioxinas que se puede ingerir a lo largo de la vida sin que se produzcan efectos detectables en la salud.

La OMS, en colaboración con la FAO, a través de la Comisión del Codex Alimentarius, ha establecido un Código de prácticas para la prevención y la reducción de la contaminación de los alimentos y piensos con dioxinas y BPC análogos a las dioxinas. Este documento proporciona a las autoridades nacionales y regionales orientación en materia de medidas de prevención.

La OMS es también encargada del Programa de Vigilancia y Evaluación de la Contaminación de los Alimentos del Sistema Mundial de Vigilancia del Medio Ambiente (SIMUVIMA/Alimentos), que, a través de su red de laboratorios en más de 50 países de todo el mundo, proporciona información sobre las concentraciones de contaminantes en los alimentos y sus tendencias. Las dioxinas están incluidas en ese programa de vigilancia.

La OMS también ha llevado a cabo estudios periódicos sobre las concentraciones de dioxinas en la leche humana. Estos estudios permiten evaluar la exposición humana a las dioxinas procedentes de todas las fuentes. Datos recientes sobre la exposición indican que las medidas introducidas en varios países desarrollados para controlar la liberación de dioxinas han producido una reducción considerable de la exposición a estos compuestos a lo largo de los dos últimos decenios. Los datos de los países en desarrollo son incompletos y todavía no permiten analizar las tendencias a lo largo del tiempo.

Actualmente la OMS sigue adelante con dichos estudios en colaboración con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), en el contexto del Convenio de Estocolmo, un acuerdo internacional para reducir las emisiones de determinados contaminantes orgánicos persistentes (COP), entre ellos las dioxinas.

Se está examinando la posibilidad de tomar algunas medidas destinadas a reducir la producción de dioxinas durante los procesos industriales y de incineración. La OMS y el PNUMA han iniciado encuestas mundiales sobre la leche materna, que incluyen a muchos países en desarrollo, con objeto de vigilar las tendencias en la contaminación con dioxinas en todo el planeta y la eficacia de las medidas aplicadas en virtud del Convenio de Estocolmo.

Las dioxinas están presentes en el medio ambiente y en los alimentos en mezclas complejas. Para evaluar el riesgo de esas mezclas en su totalidad se ha aplicado a este grupo de contaminantes el concepto de equivalencia tóxica. La OMS ha establecido y reexaminado periódicamente en reuniones consultivas de expertos los factores de equivalencia tóxica (FET) de las dioxinas y compuestos conexos. De este modo, la OMS ha establecido valores FET aplicables al ser humano, a otros mamíferos, a las aves y a los peces.

Procedencia: Organizacion MUndial de la Salud /ala de prensa.

Casi 30 millones de recién nacidos enfermos y prematuros necesitan tratamiento cada año

Casi 30 millones de recién nacidos enfermos y prematuros necesitan tratamiento cada año

Una coalición mundial hace un llamamiento para la mejora de la atención y el fortalecimiento de la legislación con el fin de salvar a recién nacidos al borde de la muerte

13 de diciembre de 2018

Comunicado de prensa
NUEVA DELHI/ GINEBRA /NUEVA YORK

Cada año, cerca de 30 millones de niños nacen demasiado pronto, demasiado pequeños o se ponen enfermos y necesitan atención especializada para sobrevivir, según un nuevo informe publicado por una coalición mundial de la que forman parte el UNICEF y la OMS.

«En el caso de los recién nacidos y sus madres, todo depende de recibir el tratamiento oportuno en el momento justo y en el lugar adecuado», dijo Omar Abdi, Director Ejecutivo Adjunto del UNICEF. «Sin embargo, millones de recién nacidos pequeños y enfermos y de mujeres mueren cada año simplemente por no recibir una atención de calidad que están en su derecho de recibir y que es nuestra responsabilidad colectiva prestar».

El informe titulado Survive and Thrive: Transforming care for every small and sick newborn concluye que los recién nacidos en mayor situación de riesgo de muerte y discapacidad son los que padecen complicaciones debidas a la prematuridad, lesiones cerebrales durante el parto, infecciones bacterianas graves o ictericia, y los que tienen afecciones congénitas. Además, la carga financiera y psicológica que suponen para sus familias puede tener efectos negativos sobre su desarrollo cognitivo, lingüístico y emocional.

«Es esencial que todas las madres y todos los recién nacidos puedan gozar de buena salud durante el embarazo, el nacimiento y los primeros meses de vida», dijo el Dr. Soumya Swaminathan, Director General Adjunto de Programas en la OMS. «La cobertura sanitaria universal puede garantizar que todas las personas – incluidos los recién nacidos – tengan acceso a los servicios de salud que necesitan, sin tener que afrontar por ello dificultades financieras. Los avances en la atención de salud de los recién nacidos reportan beneficios para todos, ya que salvan vidas y son esenciales para el desarrollo del niño en la primera infancia, lo que repercute a su vez sobre las familias, la sociedad y las generaciones futuras».

Según el informe, muchos recién nacidos en situación de riesgo no sobrevivirán a su primer mes de vida si no reciben una atención especializada. En 2017 murieron cerca de 2,5 millones de recién nacidos, en la mayoría de los casos por causas prevenibles. Casi dos tercios de los lactantes que mueren nacieron de forma prematura. Aunque sobrevivan, estos recién nacidos corren el riesgo de padecer enfermedades crónicas y retrasos en el desarrollo. Además, se estima que un millón de recién nacidos enfermos y de pequeño tamaño sobreviven con alguna discapacidad de larga duración.

Si reciben cuidados afectivos, estos recién nacidos pueden vivir sin complicaciones importantes. El informe muestra que aplicando estrategias inteligentes se pueden salvar las vidas de 2,9 millones de mujeres, mortinatos y recién nacidos en 81 países para el año 2030. Por ejemplo, si el mismo equipo de salud se ocupa tanto de la madre como del niño durante el parto, el nacimiento y el periodo posterior, pueden detectar los problemas desde muy temprano.

Además, casi el 68% de las muertes de recién nacidos podrían evitarse en 2030 a través de medidas simples como la lactancia materna exclusiva; el contacto entre la piel del recién nacido y la de la madre o el padre; medicamentos y equipos esenciales; y el acceso a establecimientos de salud limpios y bien equipados, con personal sanitario calificado. Otras medidas, como la reanimación de recién nacidos que no pueden respirar adecuadamente, la administración de una inyección a la madre para prevenir el sangrado, o el retraso del corte del cordón umbilical, también pueden salvar millones de vidas.

Según el informe, el mundo no alcanzará la meta de la salud para todos a menos que transforme la atención que reciben los recién nacidos. Si no se producen avances rápidos, algunos países no alcanzarán esta meta durante otras 11 décadas.

Para salvar a los recién nacidos, el informe recomienda:

  • Prestar asistencia hospitalaria a los recién nacidos las 24 horas del día, los siete días de la semana.
  • Formar al personal de enfermería para que preste atención directa en colaboración con las familias.
  • Aprovechar el poder de los progenitores y las familias enseñándoles a convertirse en cuidadores expertos y a atender a los recién nacidos, lo que puede reducir el estrés de estos y contribuir a que ganen peso y a que su cerebro se desarrolle adecuadamente.
  • Integrar la prestación de una atención de calidad en las políticas de los países, como una inversión que reportará beneficios durante toda la vida a los niños que nacen pequeños o enfermos.
  • Realizar un cómputo y un seguimiento de todos los recién nacidos pequeños y enfermos, lo que permite a los gestores vigilar los progresos realizados y mejorar los resultados.
  • Asignar los recursos necesarios, teniendo en cuenta que una inversión adicional de US$ 0,20 centavos por persona puede salvar a 2 de cada 3 recién nacidos en los países de ingresos bajos y medios para el año 2030.

Hace casi tres décadas, la Convención sobre los Derechos del Niño garantizó a todos los recién nacidos el derecho a los mejores niveles de atención de salud, y el informe afirma que ha llegado el momento de que los países de todo el mundo destinen los recursos necesarios a nivel legislativo, médico, humano y financiero para lograr que ese deseo se convierta en una realidad para todos los niños.

Nota para los editores

El 13 de diciembre se presentarán las principales conclusiones del informe en el foro de asociados de la Alianza para la Salud de la Madre, del Recién Nacido y del Niño que se celebrará en Nueva Delhi, bajo los auspicios del Gobierno de la India, en el que 130 países adoptarán decisiones para mejorar las políticas en relación con los recién nacidos.El informe es elaborado por una coalición de organizaciones que presta apoyo a los países en la implementación del plan de acción «Todos los recién nacidos». Algunas de las organizaciones que forman parte de la coalición son la Organización Mundial de la Salud, el UNICEF, la USAID, la Fundación Bill y Melinda Gates, Save the Children, la Facultad de Higiene y Medicina Tropical de la Universidad de Londres, la Asociación Internacional de Pediatría, el Council of International Neonatal Nurses, la Confederación Internacional de Comadronas, la Fundación Europea para la Atención de los Recién Nacidos, la Preterm Birth Initiative, el Sick Kids Centre for Global HealthEvery Preemie at Scale y Little Octopus.

Microplásticos en todas las tortugas

 

Un estudio ha analizado más de 100 tortugas marinas del Pacífico, el Atlántico y el Mediterráneo, y todas ellas tenían microplásticos en su estómago. ¿Quiénes son los responsables de esta crisis de contaminación plástica?
Este correo es seguro. Puedes activar la visualización de imágenes de tu correo electrónico.

Elias: ninguna tortuga marina se libra de la epidemia de los microplásticos.

Un estudio de las universidades británicas de Exeter y Plymouth ha analizado más de cien tortugas marinas del Pacífico, el Atlántico y el mar Mediterráneo, y todas ellas tenían microplásticos en su estómago.

En las tortugas del mar Mediterráneo es donde más partículas de plásticos han encontrado, procedentes de las prendas de ropa (principalmente del poliéster), neumáticos, filtros de cigarrillos o redes de pesca desintegradas. Pero además estos pueden tener su origen en objetos mucho más cotidianos como botellasbolsas u otro tipo de envases y envoltorios que usamos en nuestro día a día y que, una vez en el mar, se van rompiendo en trozos cada vez más pequeños por acción del viento, la luz del sol o el oleaje.

Se calcula que más de 170 especies marinas contienen plástico en su interior, desde las ballenas que acaban muertas en nuestras costas con kilos y kilos de plástico en su estómago, hasta las tortugas marinas como las de este estudio, que pueden ingerir microplásticos o incluso ahogarse al confundir las bolsas de plástico que flotan en el mar con su alimento favorito, las medusas.

Pero los terribles efectos de los microplásticos van más allá de la vida marina: ahora hay evidencias científicas de que se transfieren a lo largo de la cadena alimentaria y pueden llegar hasta nuestros platos.

Elias, ¿cuántos estudios más como este necesitamos para que las grandes empresas frenen la producción de plásticos de un solo uso, que se prevé que se cuadruplique para 2050?

En Greenpeace hemos puesto nombre y apellidos a los culpables: Coca-Cola, PepsiCo, Danone, Nestlé, Colgate-Palmolive, Johnson & Johnson, Unilever, Kraft Heinz, Mars, Mondelez, y Procter & Gamble encabezan la lista de empresas que, con su modelo de negocio, siguen vendiendo millones de toneladas de plástico que terminan inundando los océanos.

En la campaña de plásticos de Greenpeace trabajamos para que empresas y supermercados se comprometan a reducir el uso de plásticos de un solo uso, rediseñen los sistemas de distribución para eliminar el sobreembalaje, ofrezcan alternativas sostenibles y se responsabilicen de la contaminación por plásticos que está inundando nuestros océanos. ¡Únete a Greenpeace! >>

Hazte socio/a

Greenpeace es una organización independiente que no acepta dinero de gobiernos ni empresas para poder denunciar a todas aquellas personas o instituciones que amenazan el planeta. Solo personas comprometidas como tú hacen posible nuestro trabajo.

Solo usaremos tus datos para informarte de las últimas novedades del medio ambiente y de Greenpeace en envíos como este. Si prefieres no recibirlos, puedes darte de baja aquí – ¡aunque te echaremos de menos! :'(

© 2018 Greenpeace España, San Bernardo 107, 28015 Madrid. CIF G28947653 greenpeace.es

Procedencia de esta Información:  Gerenpeace (ONG Mundial)

https://es.greenpeace.org/es/que-puedes-hacer-tu/hazte-socio/?utm_medium=email&utm_source=newsletter-leads&utm_campaign=Plasticos&utm_content=tortugas%20microplasticos&utm_term=BOTON_FINAL_CORREO

 

Un cántaro de agua fresca.

“Tú eres un cántaro de agua fresca, dentro de la inmensidad, en el Gran Desierto de mi vida”.

Esta reflexión va dirigida a estas cientos de miles de millones de mujeres de todo el Mundo, que la quieran hacer suya.
A veces no todo son agresiones, también hay, amor, respeto y cariño, hacia estas personas que biológica mente les ha tocado ser mujeres, lo que desde mi punto de vista, como hombre que soy, “ser Mujer es un privilegio que les ha dado ¿Dios y la Naturaleza?
Sea mi gratitud, mi afecto y mi respeto para todas ellas.(Para  todas las mujeres que existen y para las que han existido).

Soy indigente en la vida

Soy indigente en la vida, además de un caminante,
busco senderos y cosas, que a mí del frió me aparten.

Anoche yo no cene y hace días que tengo hambre.
Debajo un banco me acosté, entre forrajes y hojas secas,
además de unos papeles y unos trozos de cartón.

A cero grados estábamos y yo no aguantaba más,
por techo estaban las nubes y la madera estaba helada,
mi cuerpo ya era agonía y deseos yo tenía de morirme,
mientras la ciudad dormía.

Cien Estrellas yo conté y ninguna era la mía,
la luna no me arropaba y ni una voz yo sentía.

De repente yo flotaba, mi cuerpo ya no era mío,
era esa sensación tremenda, de impotencia y noche fría,
la que acabo con mis penas, la última noche de mi vida,
la de aquel parque sombrío, que a mí me quito la vida.

Hace unos días, paseando con mis dos perritos ex vagabundos, me encontré con una de esas personas durmiendo en un banco de una plaza, en la ciudad donde vivo.

Al llegar a mi casa escribí esta poesía e hice este comentario dirigido a nuestros representantes estatales: ¿Porque los que podéis no hacéis nada?, me refiero a vosotros, los políticos y los que tenéis medios.

Autor: Elhiot Roures ® (Elías Robles Ferrero), un librepensador, agnóstico y apartidista desde 1992, republicano de izquierdas desde 1962 hasta el 29  diciembre del 2018

Yo soy Catalunya.

productos bandera catalanaYo soy Catalunya

Cadenas llevo en mi Alma que frenan mi libertad.

Cadenas ya oxidadas que no me dejan gritar,
cosas que llevo en mi Alma que me intentan asfixiar.

Cuando yo un día sea libre mil cosas querré contar,
mil cosas que llevo dentro que ahora no puedo expresar.

¿Por qué cadenas me han puesto que rompen mi libertad?

Hasta el día en que yo sea libre no parare de gritar,
para que todos me sientan porque ya no aguanto más.

La impotencia me domina me corroe la falsedad.

Odio, rabia e impotencia hay en mi Alma, añoro mi libertad.

Por eso:

Cadenas llevo en mi Alma que frenan mi libertad.

El día que me las quiten, nadie más me las pondrá.

Este humilde poema mío se lo dedico a Catalunya y a todos los catalanes que la sientan y la quieran hacer suya. Seguramente habrá en Catalunya algunos millones de personas que por unas circunstancias u otras han sentido y llevan tiempo sintiendo mis mismas sensaciones.

Autor: Elhiot Roures ® (Elías Robles Ferrero), un librepensador, agnóstico y apartidista desde 1992, republicano de izquierdas desde 1962 hasta el 29  diciembre del 2018