EL LIBRO DE LA VIDA

 

Anónimo atribuido a Francisco de Zurbarán, año: Siglo XVII. Nombre: San Francisco de Asís

Definitivamente el objetivo de todo estudiante gnóstico es hacer de su vida una obra de arte, una obra perfecta al lograr la Auto-Realización íntima del Ser y para ello debe empezar por tener un profundo conocimiento de sí mismo. Para llegar a ese autoconocimiento debe acechar como un tigre psicológico, cada momento de su existencia para identificar aquello que debe eliminar o aquello que debe fortalecer dentro de sí para acercarse a la tan anhelada realización.

Justificar nuestros errores, pensar de sí mismos lo mejor, no ver lo que realmente somos, son obstáculos a vencer aquí y ahora, con sinceridad y valor. Ningún aspecto de nuestra vida debe ser minimizado o menospreciado, ya que incluso en una pequeña parte de ella, tal como un día puede enseñarnos mucho, un día bien puede ser tomado como reflejo de lo que será toda nuestra vida y si realmente estamos dispuestos a trabajar en nuestra transformación no podemos darnos el lujo de perder un solo día.

De todo esto podemos inferir lo siguiente: SI UN HOMBRE NO TRABAJA SOBRE SÍ MISMO HOY, NO CAMBIARÁ NUNCA.

Cuando se afirma que se quiere trabajar sobre sí mismo y no se trabaja hoy aplazando para mañana, tal afirmación será un simple proyecto y nada más porque en el hoy está la réplica de toda nuestra vida.

Existe por ahí́ un dicho vulgar que dice: “No dejéis para mañana lo que se puede hacer hoy mismo”. Samael Aun Weor.

Esto es conocido en psicología como la enfermedad del mañana. Si tenemos el muy mal hábito mental de posponer o aplazar nuestro trabajo diciendo “hoy no trabajaré, pero mañana si”, nunca cambiaremos en realidad, porque siempre habrá un mañana, el amor, el respeto, el afán, el gozo que pongamos al trabajo esotérico gnóstico el día de hoy, es el reflejo del que aplicaremos en él durante toda nuestra vida, ya con ello podemos darnos una idea de a dónde queremos llegar, de cuánto queremos lograr.

En esta titánica labor, el entusiasmo por el cambio, por la transformación íntima y radical debe ser constante y no algo temporal, hay que renovar constantemente nuestros bríos y no permitir que mengüen o se extingan. Continuidad de propósitos es como nos lo define la sabiduría gnóstica, un principio fundamental para avanzar en el sendero interior puesto que el cambio de actitudes, de ideas o de voluntad hacia un objetivo, para cambiar mañana de parecer, como una veleta al viento, nos llevará al final de cuentas, a ser tragados por los acontecimientos de la vida, aplazando el trabajo interior con todo tipo de justificaciones cuyo origen secreto puede ser un yo psicológico de la negligencia o de la pereza mental, llevándonos al autoengaño.

Jan Havicksz Steen año:(1658-1662). Nombre: La Visita del Médico.

Ejemplos de autoengaños: “Trabajaré sobre mí mismo cuando me gradúe de la escuela, cuando logre esta meta financiera, cuando pague mi casa, cuando mis hijos se casen, etc.,” como si tales situaciones fueran un obstáculo para aplicar las técnicas de la transformación interior, cuando en realidad cada evento de nuestra vida es una valiosa oportunidad para el autodescubrimiento y autoconocimiento.

Las antiguas civilizaciones dan testimonio de humanidades anteriores a la nuestra en la tierra, una de ellas fue la tercera raza Lemur, cuyos habitantes lograban vivir de 12 a 15 siglos, tiempo suficiente para lograr la autorrealización intima del Ser. Por aquel entonces, el ser humano era regido por el principio Fulasnitaniano. Esta Ley permitía conservar el cuerpo físico por siglos, eran hombres con consciencia despierta, pero debido a la degeneración de la humanidad porque se desarrolló el ego, el ser humano quedó gobernado por el principio de Itoklanos, ley mecánica que nos gobierna en la actualidad, acortando nuestra existencia a escasos 75 años como promedio.

Esto nos da una idea de la urgencia que tenemos ahora por trabajar sin descanso en cada aspecto de la autorrealización, ¡no hay tiempo que perder! Ya no hay tiempo, ya no tenemos más de mil años a nuestra disposición como en la Lemuria. Tan urgente hoy es el trabajo sobre nuestros defectos psicológicos, como en el despertar del fuego del amor en nosotros y en la ayuda a la humanidad, tal como si cada ser humano fuera nuestro hermano o hermana.

“Así pues, lo que necesitamos, hoy por hoy, es DEJAR LA PEREZA MENTAL, trabajar muy duro sobre sí mismos. Si lo logramos, si quebrantamos a todos esos agregados psíquicos, la Conciencia quedará despierta, individualizada; entonces habremos hecho de nuestra vida una obra maestra.

Repetimos: Un hombre es lo que es su vida; si un hombre no modifica nada dentro de sí mismo, si no transforma radicalmente su vida, si no trabaja sobre sí mismo, está perdiendo su tiempo miserablemente”. Samael Aun Weor.

Enviado por: Rubén Soto O. Encargado de los portales en inglés y francés.

Imagen 1: Anónimo atribuido a Francisco de Zurbarán, año: Siglo XVII. Nombre: San Francisco de Asís

Imagen 2: Jan Havicksz Steen año:(1658-1662). Nombre: La Visita del Médico.

“Una persona es lo que es su vida. Eso que continúa más allá de la muerte, es la vida. Este es el significado del libro de la vida que se abre con la muerte.” Samael Aun Weor. Psicología Revolucionaria.

Procedencia :  Gnosis Instituto Cultural Quetzalcóatl

https://www.samaelgnosis.net/revista/ser81/libro.html

 

Deixa un comentari. Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s