EL BUEN DUEÑO DE CASA

 

José Agustín Arrieta Nombre: La cocina Poblana año: 1865

El camino que puede conducirnos a la verdad, ciertamente no es nada fácil; existen muchos precipicios en los cuales la mayoría de los que anhelamos transitar en esa senda, terminamos cayendo. Lo más paradójico es que todos estamos convencidos de que la hemos encontrado.

En el Popol Vuh, los Señores de Xibalbá (nuestros defectos psicológicos), tienen 6 mansiones para derrotar a sus enemigos, clara alusión de las diversas triquiñuelas de que se valen nuestros defectos para hacernos perder esa senda. La mansión de la oscuridad es la falta de la luz de la gnosis, la del frío se refiere a la falta de entusiasmo espiritual, la del fuego a no tener serenidad, la de los tigres a las tentaciones sexuales, la de las obsidianas es ser criticones y la del murciélago es todo lo malvado que tenemos en el subconsciente y que ignoramos.

En estas condiciones, pues la senda es con justa razón llamada: “La del doble filo de la navaja”, pues hay peligros por todos lados y sólo los más sinceros pueden transitarla.

¿Cómo saber si realmente estamos en el camino? Para saberlo habremos de partir por lo más esencial, es indispensable, antes que nada, haber llegado al nivel de: “Buen Dueño de Casa”. Si bien, ser un buen dueño de casa no significa estar en el camino, pero si es el requisito principal.

Alcanzar el buen dueño de casa es ser un ciudadano modelo, ser un abuelo patriarcal, una madre llena de ternura y amor, ser un hijo que cumpla con sus deberes en el hogar y en la escuela, no ser un borracho ni drogadicto, no robar, no mentir, ser fiel a la pareja, venerar y respetar a los padres, cumplir con los deberes de hermano, padre, madre, hijo, etc.

Así que tenemos dos caminos que se abren al que alcanza este nivel de buen dueño de casa: Uno es el que sólo se conforma con tener su hogar bien establecido y el otro es el que además de eso busca la senda del Auto Conocimiento.

Esos dos caminos los encontramos descritos en la obra de Mozart llamada “La Flauta Mágica”, en la cual hallamos al hombre-pajarero (Papageno) que sólo quiere tener a una Mujer-pajarera (Papagena) a quien amar, casarse y tener muchos papagenitos. Cosa que no es ningún delito y que es totalmente respetable; pero no le interesa ser iniciado, ni buscar la verdad. La naturaleza y la divinidad no se oponen a ello, cada uno tiene su libre albedrío.

Otro es el caso del Príncipe Tamino, que además de ser un bueno dueño de casa, él busca la senda de la verdad y lucha por conquistarla cueste lo que cueste.

Todo esto nos pone a reflexionar en muchas circunstancias de la vida, que definitivamente nos van indicando que nos hemos salido de la senda y que hay que hacer esfuerzos inauditos por corregirnos para volver a ella.

Es común en muchas partes del mundo, que por dedicarnos a las cuestiones espirituales o servir a la humanidad, abandonemos a los hijos, a la pareja o a los padres que ya no tienen cómo subsistir. Ayudar a nuestros semejantes está bien, pero no alimentar y educar a los hijos, ya no es ser un buen dueño de casa, por supuesto que esto nos lleva al fracaso rotundo. Si no somos capaces de cumplir con lo más elemental, menos podremos cumplir con lo divino.

Cajés Nombre La navidad Año: primer tercio del siglo 18..

Muchos otros, con el pretexto de que no hay que ser vanidosos, andamos en el más completo desarreglo, sin bañarnos, con la ropa sucia, el pelo desalineado, faltando así el respeto a los demás. Obviamente ya no somos buenos dueños de casa y todavía más, ofrecemos una pésima propaganda a los que pudieran sentir alguna inquietud por la gnosis.

Otros más ya no queremos trabajar para ganarnos el pan de cada día o si somos jóvenes ya no queremos estudiar, que porque queremos dedicarnos por completo a la gnosis; eso es de las ideas más descabelladas, pues la gnosis se encuentra en cada momento de la vida y el trabajo que nos da de comer es realmente sagrado.

En estos días somos muchos los que gastamos el dinero que tanta falta hace en el hogar en cosas que realmente no sirven en lo absoluto, como el pagar a una persona para que nos diga por qué nos va mal, porque creemos que alguien nos tiene envidia y nos está haciendo un terrible trabajo de magia negra, pero que uno es muy bueno y eso es lo que hace que nos quieran hacer daño. Al ego eso le encanta oír y por eso hasta tiramos el dinero. ¿Acaso seremos buenos dueño de casa si malgastamos el dinero al igual que con un vicio?

Maltratar física o psicológicamente a nuestros seres queridos, con el pretexto de corregirlos no es la mejor de las ideas, es el ejemplo; si lo que realmente anhelamos es que alguien se interese por estas enseñanzas, es demostrando con hechos palpables que hemos cambiado para bien.

Cambiar es lo indicado, es la mejor de las propagandas, pero eso es extremadamente difícil, sólo algunos de los miles que ingresan a la gnosis lo logran. Muchos sólo cambiamos de palabras, pero seguimos exactamente igual que antes.

Algunos hijos muy aprovechados que saben que sus papás intentan estudiar la gnosis, salen con frases como: “ya viste mamá, se te está manifestando la ira”, muchos criticábamos a todo el mundo antes de entrar a la enseñanza y ahora, seguimos exactamente igual, lo único que cambiamos es la forma de expresarnos.

En ocasiones hasta nos tornamos crueles, insultamos a los demás y salimos con que: “Es por ayudarte, para que identifiques a tus egos”, o sea que dañar a la gente ahora es por su propio bien. Es así como nos cerramos las puertas al verdadero esoterismo.

La gnosis se vive en cada instante de la vida, no es formar patrones de conducta, es aprovechar cada obstáculo, sacar sabiduría de cada problema, convertir cada adversidad en un trampolín para auto conocerse. La gnosis es aprender a vivir.

Enviado por: Jenaro Reyes y Lupita Rodríguez. Comisión de Cursos por Internet.

Imagen 1: José Agustín Arrieta Nombre: La cocina Poblana año: 1865

Imagen 2: Cajés Nombre La navidad Año: primer tercio del siglo 18..

“Apartarse uno de los efectos desastrosos de la vida, en estos tiempos tenebrosos, ciertamente es muy difícil pero indispensable, de otro modo es devorado por la vida.” Samael Aun Weor. Psicología Revolucionaria.

Deixa un comentari. Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s