Esa gota de agua.

Era una bella mañana de aquel otoño de abril,
cuando yo al pie de un árbol estaba pensando en ti.

La luz del Sol, clara y limpia,
el aroma de las flores y ese fondo verde y gris,
me hacían pensar que tu, bien podrías estar aquí.

En un instante cerré mis ojos para pensar más yo en ti.

Noto ese aroma de rosas que tu usas para mí.

Presiento tu dulce calor de cuando te acercas a mí.

Sueños hermosos son esos que me aproximan a ti.

Miedo, deseos y rabia, llego yo a presentir,
al pensar que un sueño, es sueño, y que tú no estás aquí.

De repente abro mis ojos, al yo en mis labios sentir,
algo húmedo y curioso, y tú no estabas ahí.

Era una gota de agua,
que una hoja de ese árbol, me regalo para mí.

El lugar podría ser una mañana de otoño en Europa (octubre) o, una mañana de primavera de abril (en otro lugar del planeta).

Se la dedico a esas personas que en la lejanía, en la soledad y/o en la distancia añoran a sus seres amados.

Autor: Elias Robles, un Alquimista mental, Librepensador, Agnóstico, que piensa, dice y/o escribe lo que siente.

Contenido extraído de mi libro registrado a nivel Universal: “Mis Vibraciones Mentales”.

Anuncios

Deixa un comentari. Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s