Elias, una niña siempre debería ser una niña.

Amnistía Internacional
Hola Elias,

Sophie (en la imagen superior) fue enviada a la batalla por la milicia en la provincia de Kasai de la República Democrática del Congo (RDC). Miles de niños y niñas son obligados a combatir en grupos armados en RDC, y como tantos otros niños y niñas, Sophie fue engañada, le dijeron que tendría todo: educación y un futuro mejor. Ella los creyó y terminó presenciando horribles niveles de violencia que ninguna niña debería ver jamás.

Además de las atrocidades por la que pasan los niños, en el caso de las niñas, muchas se quedan embarazadas por abusos sexuales.

Otra niña con la que nos entrevistamos, Christelle, tenía 17 cuando la conocimos, nos contó que los líderes del centro de iniciación violaban cada noche a las niñas más pequeñas que no eran vírgenes.

La mayoría de las niñas que conocimos había sufrido horribles abusos sexuales. Pero, por si esto fuera poco, a su regreso a casa, muchas de ellas fueron señaladas como prostitutas por sus propias familias.

Para ellas, el regreso a su vida y la recuperación de la infancia es tan difícil que puede parecer casi imposible.

Es nuestra obligación mostrar a estas niñas que hay esperanza, que pueden vivir en paz y vivir sus sueños.

Nuestros niños y niñas son nuestro futuro. Si no tienen futuro, ni esperanza, la humanidad tampoco lo tendrá.
Síguenos
Facebook Twitter YouTube Instagraml

Procedencia: Amnistia Internacional

 

Anuncios

Deixa un comentari. Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s