A todas las victimas y heridos de las Ramblas de Catalunya y Cambrils.

Fue ese día maldito,  en el que yo camine.

sin saber que el tiempo es tiempo, el que yo llegue a perder,

caminando por las Ramblas, la muerte me vino a ver.

Siniestro fue ese día, el que a mi  no me dejo ver:

Mis proyectos, mi futuro, y mis ansias de envejecer,

en una hermosa Catalunya, a la que yo deseaba ver,

la  que después de unos años y años, al fin yo retornaría a ver,

esa  tierra siempre verde, la que a mí me vio de  nacer.

Fue una  tarde siniestra, de ese triste atardecer,

el  que acabo con mi vida, sin volverme a dejar ver:

Aquella, mi hermosa tierra,   que un camicace maldito me sentencio a no ver.

¿No sé donde yo  ahora me encuentro; ¿ y a Dios no lo logro ver?

¿Será que Dios ya no existe o,  que yo no lo sé ver?

Aún así, yo buscare, a ese Dios insolidario que no supo prever,

los errores de unos hombres que por manipular tiempo al tiempo,

 acabaron con mi vida y con otros tantos, más de diez.

Ramblas de Cataluya, que bajáis hacia el mar.

Miles de gentes os pisan y os intentan conquistar.

Aceptáis diversidad, ofrecéis hospitalidad.

Lográis que todos caminen, al mil idiomas hablar.

Todos intercambian sonrisas y gozan de inmensa paz.

De esto ya hacen unos días, que yo caminaba en paz,

caminando por el centro de las Ramblas, sin pensar en nada más.

A mi lado iban personas, gozando su libertad.

Todas llevaban en mente, solamente pasear.

Once idiomas escuche ¿seguro que algunos más?

Re repente oigo carreras y a mucha gente gritar,

pero  yo no reacciono y la bestia a mi me logro atrapar,

Acabando con mi vida, con mis proyectos y hasta con mil cosas más.

Mi Alma de mi se libera y busca  la inmensidad,

buscando a esos Dioses que el hombre va a crear,

¿Dioses, que son injustos? y que permiten matar,

manipulando a la gente en contra de su libertad.

¿Dónde estoy que no te veo, por qué miro y tú no estás?

¿Tal vez tú nunca has existido o,  quizás no existes ya?

¿Cuánto daría yo por verte o, saber en donde estas?

En mi mente no te encuentro y,  junto a mi tú no estás,

¿Porque tu no me dejas verte? y  me dejas  disfrutar,

 al ver yo tu Alma limpia, aunque sea en el Más Allá?

¿Será que no has existido, será que no existes ya?

¿Si tu a mi ahora me dices,  donde escondido tu estas?

yo empleare mi magia para junto a Ti  yo estar,

y decirte que a tu lado quiero estar  mi Eternidad?

Abajo quedan los míos y miles de muchos más,

que claman de Ti justicia, protección y libertad,

en este miserable mundo, que dicen que Tu, una vez vas a crear.

Autor: Elhiot Roures (Elías Robles Ferrero), un ciudadano del mundo que cree en las personas, ama la libertad y está en contra de lo que es injusto ¿proceda de donde proceda.

Mi más profundo sentimiento, un año después,  de pesar a las víctimas, a sus familiares ya los heridos de tan cobarde atentado.

17.08.2018

Un año después, dedico mi mas profundos sentimientos  personales a las victimas, y a los heridos y familiares de tan incoherente y terrible acto terrorista.

 

Anuncios

El recolector de plantas medicinales.

 

Un recolector de Plantas Medicinales deberá tener en cuenta las siguientes reglas:

Primera.- Antes de recolectar una Planta Medicinal, ha de observar que el lugar reúna condiciones higiénicas.

Segunda.- La recolección de Plantas Medicinales ha de realizarse en días completamente despejados y sin viento.

Tercera.- Evita recolectarlas, si las plantas están mojadas o ha llovido durante las veinticuatro horas anteriores.

Cuarta.- Efectúa la recolección, única y exclusivamente, durante las dos horas posteriores a la salida del Sol en el horizonte.

Quinta.- Elige siempre los mejores ejemplares, jamás los que encuentres cortados o arrancados por el viento u otras personas no identificadas.

Sexta.- Antes de recolectar una Planta Medicinal o parte de esta, entérate si legalmente esta permitido hacerlo, puede ser una especia protegida en la zona, por razones de extinción u otros motivos.

Séptima.- Recolecta única y exclusivamente las plantas que creas necesitar para uso circunstancial o propio, evitando en todo momento hacerlo por  placer o, con fines de lucro.

Octava.- Procura en todo momento que quede garantizada la supervivencia de la planta en la zona, sobre todo piensa en cada momento que tu no serás el único que va a ir a ese lugar con las mismas intenciones.

Novena.- Te has de concienciar en todo momento de que aunque tu no lo notes, la planta como tu, es un organismo vivo.

Recolección

1.-Tallos y Hojas

Décima.- Tanto los unos como las otras, han de recolectarse cuando estén tiernos, por lo tanto, antes de que la planta produzca flores.

2.- Partes altas y Flores

Undécima.- Se han de efectuar antes de que la flor se cierre.

3.- Frutos y Semillas

Duodécima.- Tanto para recolectar unos como otras se ha de tener muy en cuenta que los frutos estén maduros.

4.- Raíces

Decimotercera.– Es aconsejable recolectarlas a finales de verano o comienzos de otoño, cepillándolas para liberarlas de tierra, evitando lavarlas a no ser en el momento de ir a utilizarlas

Envasado y Conservación

Decimocuarta.- El mejor envase provisional para guardar y transportar hasta casa una planta recién recolectada es un saco de algodón o cáñamo, evitando envases de plástico, metal, cristal o barro.

Decimoquinta.- Utiliza un solo envase para cada planta que se recolecte, separando las raíces de las hojas o flores, o cualquier otra parte de la misma.

Decimosexta.- Recolecta y conserva única y exclusivamente las Plantas Medicinales que conozcas, pues, caso contrario, la Naturaleza te puede jugar malas pasadas.

Decimoséptima.- Procura cuando manipules plantas, que tanto tu manos como los utensilios a utilizar, reúnan el máximo de condiciones higiénicas.

Decimoctava.- En el espacio transcurrido entre el momento de la recolección y la llegada a casa, evita exponer la planta al calor del Sol o al de la calefacción del coche, procurando que el envase en el cual has guardado la plante este lo más aireado posible.

Decimonovena.- Aunque sepas los efectos de una Planta Medicinal, procura mantenerla fuera del alcance de los niños, pues a veces el no hacerlo puede resultar sumamente peligroso.

Vigésima.- De sabios es utilizar una sola Planta Medicinal para cada anomalía, no porque utilices más plantas a la vez, tu problema se va a solucionar mejor.

Vigesimoprimera.- Una vez realizada la recolección, procura guardar los utensilios utilizados en unas condiciones lo más higiénicas posibles.

Vigesimosegunda.- Las Plantas Medicinales se han de secar a la sombra en lugares carentes de calor y humedad.

Vigesimotercera.- Una vez secada adecuadamente la planta, esta se ha de guardar en tarros de cristal color topacio y en lugares carentes de calor y humedad, intentando que en ningún momento y por ninguna circunstancia está esta expuesta al Sol, o en zonas de excesiva luz artificial.

Todo tarro que en su interior contenga Plantas Medicinales, ha de llevar en su exterior la siguiente etiqueta, adherida de forma que no se caiga:

Nombre de la Planta:Lugar de procedencia o de recolección:

Día y hora de recolección:

Tiempo de secado:

Fecha de envasado:

Propiedad terapéutica más importante:

Modo de preparación:

Dosis y pautas:

Todas las plantas medicinales, una vez secas, solo se deberán usar de recolección en recolección de la planta.

Consejo importante.

Si eres neófito, deja las mezclas para quien verdaderamente las entienda.

En la actualidad hay bastantes y muy buenos laboratorios fito-botánicos y, verdaderos profesionales de la Medicina Natural.

Los primeros están preparados para mezclando, crear combinaciones idóneas y los segundos para aconsejar cual mezcla de herbolario o comercial has de utilizar y como lo has de hacer.

Autor: Elhiot Roures (Elías Robles), experto en botánica medicinal y desde los 16, tengo 71 y 9 meses siempre he sido un investigador de las plantas en sus diversos entornos y de sus propiedades y contra indicaciones asi como de su conservación y caducidades.

Contacto: progres.i.natura@gmail.com