El Pen Shao de Li Ts´Teng, 2500 años antes de Cristo.

El Pen Shao de Li Ts´Teng, 2500 años antes de Cristo, hace referencia a cerca de 1.100 vegetales repartidos en 68 especies y cita más de 8.000 recetas o formulas.

Los médicos Chinos empezaron a obtener droga 3.000 años antes que los Occidentales, y aunque carecían de elementos técnicos y científicos que hoy hacen posible a sus colegas de Occidente la obtención rápida y relativamente fácil de fármacos , no por ello dejaban de ser conscientes y rigurosos en sus trabajos en primitiva investigación, y como ha sido el caso también en Occidente, procedieron a recopilar un inventario farmacoterapéutico en base a los éxitos comprobados en el tratamiento de numerosas enfermedades.

Los remedios Chinos procedían de la Naturaleza, de las plantas y animales, estos últimos fácilmente asequibles a los médicos del pasado, los cuales no disponían de medios que les permitieran efectuar complicadas extracciones de laboratorio, así los ingredientes de sus prescripciones, no han sido nunca tan refinados o puros como los usados en Occidente.

Los Herbóterapeutas Chinos usan en cada una de sus mezclas muchos más ingredientes que los médicos Occidentales, prescriben sus drogas en base a postulados completamente diferentes, valiéndose de formulas y reglas tan ajenas a la Medicina Occidental como la teoría China del Universo y en la aceptación total de que: “Todo trastorno en el equilibrio ying-yang es causa de enfermedad”. “Todo se halla en todo”, dice un aforismo Chino, si el Universo esta sometido a la Ley del Equilibrio, el hombre al formar parte integrante del Cosmos, lo mismo que todo ser vivo, deberá sufrir las mismas Leyes, pues está claro que, recibe la Energía Fundamental, bajo sus dos formas manifiestas: del Cosmos una energía-psi-partícula del Yang; de la Tierra una energía telúrica-psi-partícula del Ying.

Como en el caso de los tratamientos de Acupuntura, los remedios Chinos a base de hierbas son específicos para cada paciente. Los médicos que practican la Acupuntura, como la Herboterapía se sirven del diagnostico de los “pulsos” para con ello decidir ingredientes que devolverán la estabilidad a la dualidad: Ying-Yang.

A diferencia de las drogas de uso en Occidente, que por lo general han sido combinadas previamente y se encuentran listas para su uso; La mayoría de los compuestos Chinos han de ser preparados en cada ocasión, algunos llegan a contener hasta treinta o más ingredientes, mientras que otros solo dos o tres.

El medicamento más natural y más popular en China es el “Ginseng” que procede de una planta de forma semejante a la estructura humana y cuya traducción del chino significa: “Raíz-Hombre”.

Algunos médicos Chinos, al igual que algunos de sus colegas Europeos creían que la forma de una planta influía en sus poderes curativos, así pues, la que fuese semejante a un corazón demostraría ser un eficaz cardiotonico, de ser la apariencia reniforme, serian los riñones los beneficiados.

La raíz de Ginseng, por consiguiente, tenía que mostrarse eficaz para la curación de muchos males del hombre.

La raíz de Ginseng ha sido utilizada en China para curar la anemia, depresiones, asma, resfriados, afecciones oculares, fatiga, ataques de corazón, dolores de cabeza, indigestión, impotencia, nauseas, reumatismo, frigidez, languidez, vértigo, trastornos emocionales, etc.

La lista de enfermedades susceptible a esta maravillosa raíz, es prácticamente interminable y no solo son los Chinos quienes tanto respeto muestran por la Raíz-Hombre; Que se vende en farmacias y establecimientos dietéticos Europeos y Americanos y se cuentan por millones los Occidentales que consumen las distintas variedades de manipulaciones de esta raíz.

El Ginseng cultivado en Corea puede ser comprado en Europa, en el Canadá y en los Estados Unidos en forma de cápsulas, mezclado con miel y como licor.

El extracto puro se suele vender a unos 200 dólares la libra, lo que hace a esta planta, una de las más caras del Mundo. También la usan los médicos, aunque de forma diferente, lo prescriben en concentraciones diversas como sedante, relajante, analgésico, mezclado con la raíz de una leguminosa denominada: <Astrágalos> siendo ingerida antes de comer para facilitar la digestión. Combinado con miel y canela estimula la circulación de la sangre. Hervido con hojas de bambú es un tranquilizante suave.

Los Herbolarios Chinos no dejan de añadirlo en muchas de sus numerosas preparaciones, si bien no reivindican para él todos los milagros que se le atribuyen.

Dada la popularidad del Ginseng, los clínicos Occidentales han analizado sus componentes, entre los que se cuentan entre otros: una resina almidón, taninos, amargantes, y saponinas. Estas sustancias pertenecientes al grupo de los glucósidos, en la terapia Accidental se indican para el tratamiento de la presión sanguínea elevada.

La relación entre esta planta y el insomnio, la tensión, los problemas digestivos y la hiperactividad son bien conocidos. Así, los chinos concuerdan extraordinariamente con los farmacólogos de Occidente al agregar el Ginseng a muchas de sus recetas, corroborando la realidad de los hechos, sea en la medicina China o en la Occidental. Esto supera a la fantasía de charlatanes y curanderos.

Autor:   profesor  Saile Selbor. persona experta en botánica medicinal.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 10.- El petit gran mon de la Botànica Medicinal. El pequeño gran mundo de la Botánica Medicinal. y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deixa un comentari. Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s