Una lágrima de mis ojos surge

PICT0120

Una lágrima de mis ojos surge y resbala en mis mejillas,

al ver a un Anciano, Anciano removiendo en un conteiner ,

con su bastón en  la basura para encontrar  su comida.

¿Qué le pasa a Usted, buen hombre?

¿Que ahí busca Usted, comida?

– Hoy es día 24,  y en mi casa no hay comida.

– Así llevo una semana con mi dignidad perdida,

pero esta noche yo como, aunque sea fruta podrida.

Mañana ya cobro yo mi pensión, la pensión de  de toda una vida.

Solo setecientos euros, me solucionan mi vida.

Diez euros  llevaba yo  dentro,

y con mi mano extendida,   yo le acerque ese dinero,

y el me miro a los ojos, su vista estaba perdida,

mirando la  oscuridad, la de esa calle poco concurrida.

No acepto mi dinero, pues en su bastón salía

una bolsa de plástico con mucha fruta podrida.

Un abrazo él me pidió y una charla en otro día,

invitándome a su casa, él un café me ofrecía,

para comentar ambos juntos, esa  política que se lleva  hoy en día.

Esa justicia que es capaz de permitir que gentes como nosotros,

padezcan cosas terribles, en esta sociedad baldía.

 

Hubo una anécdota y esta fue  muy curiosa,  él me dijo que no dejase de ir a votar (pasadas elecciones),   que él ya tenía preparada su papeleta y el candidato decidido.       ¿Curioso verdad?

Estas sensaciones,   te puedo asegurar que no han sido ficticias. Yo le prometí  que jamás revelaría  su identidad.  También me dijo que su piso estaba en otro barrio de la ciudad.

Para los que son de mi ciudad, Badalona: El container estaba en el Mercat Municipal Torner, (a unos 25 metros)  en el  Barri Progrés y  él vivía en el Barri la Salut y, yo en esos momentos paseaba dos perros pequeños ex vagabundos.

No nos ruboricemos,  en nuestro País hay cientos de miles de personas como este anciano y también  de todas las edades, que hacen lo mismo y otras, la mayoría, que cuando no puedan más lo van a hacer.

Hace un rato, reflexionando sobre este Anciano y sobre la crisis europea me quede tremendamente triste al observar que en Europa sobraban políticos a punta pala y carecíamos de verdaderos líderes  políticos que fuesen capaces de levantarse un día a las 7 de la mañana,  presentarse a las 9 de la mañana  y estar hasta las 2 de la tarde  en las puertas de una de las múltiples oficinas del paro y preguntar  antes de que estos entren a cada uno de los colistas: ¿cuál era  su problema, cuáles son sus necesidades y cuál es su impotencia  actual?

Después, a este mismo ¿líder?,  le invitaría  a ponerse de nuevo a la entrada de un comedor solidario y preguntar a cada persona: ¿Por qué recurre a ese lugar, cuál fue su pasado y que perspectivas tiene de futuro?   Después de consultar al último, yo  invitaría a pasar  a este ¿líder? y a  compartir con todos ellos una de las comidas solidarias que en ese lugar se sirven, eso sí, sin dejar de escuchar y preguntar a sus próximos  sobre cualquier tema que surja

A eso de las 5 de la tarde yo invitaría a este ¿líder?,  a que se fuese a un barrio humilde y preguntase por una familia pensionista que tiene todos sus hijos en paro y que gracias a su pensión todos ellos malviven. Estoy seguro que si la encuentra y llama a su puerta, esta familia, aun a pesar de sus dificultades, le van a invitar a tomar algo y le contaran sus miserias del cada día.

Como intuyo que esto para él no sería bastante a la hora de convencerse, yo le invitaría que desde las 7 de la tarde a las 9 de la noche se  pasase por  un contenedor de basuras próximo a algún área comercial o supermercado de su ciudad y que intente remover la mierda junto a los demás en la idea de que encuentre algo de comida y se la lleve a casa para que sea su cena.

Como intuyo que aun no será suficiente, yo le invitaría a este ¿líder?,  a que  a partir de las 11 de la noche, eso sí con algo de protección, se diese un paseo por algún parque público o calle  del centro de su ciudad, pero que se lleve unos cartones y una manta y cuando encontrase un grupo de indigentes,  se acercase a ellos,   extendiese su cartón  y se echase a dormir hasta las 7 de la madrugada.

Estoy seguro que si este ¿líder?,  hiciese caso de mi consejo,  al  día siguiente al entrar en su trabajo, su forma de hacer y pensar sería distinta y  antes de 30 días en su país, en su comunidad o en su ciudad, habría curiosos, importantes e interesantes cambios positivos.

Que nadie se asuste ni se enfade contra mi persona, esto jamás será realidad y todas esas pobres gentes seguirán viviendo con sus miserias y marginación social.

Parece increíble que esto suceda en Europa, pero  así es,  así pasa y así seguirá sucediendo mientras uno solo de nuestros ¿lideres lo haga y los demás en sus respectivos países le imiten.

Ojala, nuestros políticos y los que pueden evitarlo, muevan carta en el asunto y eviten todo esto.  

                                                       ¿Hasta cuándo?

Autor: Elhiot Roures (Elías Robles)

Texto extraído de mi libro (Registrado en el Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya):  “Mis Vibraciones Mentales”.